víctima de la tecnología

Este reloj lo compré hace unos 9 años en Japón porque consideraba que (como todo lo japo) tenía un buen acabado con materiales de primera y porque tenía algo muy copado que era sincronizar automáticamente su hora utilizando la frecuencia de radio de (tal vez) antenas cercanas. En Argentina esta característica no funcionaba y siempre le cambiaba la hora manualmente cuando había un cambio de huso horario.

reloj japonés

Reloj japonés. Como pueden apreciar, según él, es lunes 31 de marzo a las 7.44 am en vez de 30 de marzo 7.44 pm.

Aquí en Chile, hace ya un buen tiempo que estoy experimentando un comportamiento raro del reloj. Cada tantos días veía que la hora no tenía nada que ver con la hora que le había puesto. Exactamente 12 horas de diferencia y me decía a mí mismo “no pude haber sido tan boludo de haberle puesto las 7 de la tarde en vez de las 7 de la mañana”. Esto me ha traído algunos problemas porque el despertador jamás sonaba a la mañana.

Es evidente que el reloj se sincroniza con la hora de Japón en vez de la hora local. El reloj jamás fue pensado para ser desarraigado de su país de origen y se empeña en hacerme vivir en otro horario. Un jetlag forzoso.
Mientras la diferencia horaria sea de 12 horas, no habrá problema en poner el despertador a las 19.30 en vez de las 7.30.

Ya cuando entremos en horario de invierno me va a molestar más pensar en 11 horas de diferencia.

El curro de las farmacias

Farmacia Ahumada tiene una computadora que te refriega en la cara que las opciones más económicas al alcance de todos nunca están disponibles.
Y cuando pedís la alternativa menos cara (dentro de lo caro), el empleado te dicen con cara de boludo “no tenemos”. Y para terminar con toda esa pantomima te ofrecen un pack x 3 de Aquafresh para hacerte un enema mentolado.

Faltante de Levotiroxina

Faltante de Levotiroxina