Bandas rapaces

A veces, cuando leo algún periódico o miro algún noticiero para enterarme de lo que pasa del otro lado de la cordillera no me queda otra cosa que pensar que en mediocracia.
Y en eso de pensar sobre qué hicimos como sociedad para merecer lo que tenemos, la conclusión a la que llego es que además de Lengua y Matemáticas, la materia que debería tener muchas más horas de cátedra es historia, tan mal enseñada y convertida en algo tan aburrido cuando en verdad no lo es.

Debo confesar que no se nada de José Manuel Estrada, de esos tipos que se saltearon en la cátedra de historia en la escuela que fui se olvidó.

Hay un texto de él dando vueltas por la red (y espero que sea de él) que me pareció bastante atinado y a la vez terrible porque fue escrito hace más de 100 años.

«Veo bandas rapaces, movidas de codicia, la mas vil de todas las pasiones, enseñorearse del país, dilapidar sus finanzas, pervertir su administracion, chupar su sustancia, pavonearse insolentemente en las mas cínicas ostentaciones del fausto, comprarlo y venderlo todo, hasta comprarse y venderse unos a los otros a la luz del día.»

«Veo más. Veo un pueblo indolente y dormido que abdica de sus derechos, olvida sus tradiciones, sus deberes y su porvenir, lo que debe a la honra de sus progenitores y al bien de la posteridad, a su estirpe, a su familia, a sí mismo y a Dios. Y se atropella en las Bolsas, pulula en los teatros, bulle en los paseos, en los regocijos y en los juegos, pero ha olvidado la senda del bien, y va a todas partes, menos donde van los pueblos animosos, cuyas instituciones amenazan derrumbarse carcomidas por la corrupcion y los vicios.»

«La concupiscencia arriba y la concupiscencia abajo… Eso es la decadencia…. Eso es el final.»

José Manuel Estrada.
Educador y diputado argentino
Buenos Aires , 03 de abril de 1890

víctima de la tecnología

Este reloj lo compré hace unos 9 años en Japón porque consideraba que (como todo lo japo) tenía un buen acabado con materiales de primera y porque tenía algo muy copado que era sincronizar automáticamente su hora utilizando la frecuencia de radio de (tal vez) antenas cercanas. En Argentina esta característica no funcionaba y siempre le cambiaba la hora manualmente cuando había un cambio de huso horario.

reloj japonés

Reloj japonés. Como pueden apreciar, según él, es lunes 31 de marzo a las 7.44 am en vez de 30 de marzo 7.44 pm.

Aquí en Chile, hace ya un buen tiempo que estoy experimentando un comportamiento raro del reloj. Cada tantos días veía que la hora no tenía nada que ver con la hora que le había puesto. Exactamente 12 horas de diferencia y me decía a mí mismo “no pude haber sido tan boludo de haberle puesto las 7 de la tarde en vez de las 7 de la mañana”. Esto me ha traído algunos problemas porque el despertador jamás sonaba a la mañana.

Es evidente que el reloj se sincroniza con la hora de Japón en vez de la hora local. El reloj jamás fue pensado para ser desarraigado de su país de origen y se empeña en hacerme vivir en otro horario. Un jetlag forzoso.
Mientras la diferencia horaria sea de 12 horas, no habrá problema en poner el despertador a las 19.30 en vez de las 7.30.

Ya cuando entremos en horario de invierno me va a molestar más pensar en 11 horas de diferencia.