A mitad de camino

Hay que subir temprano porque a la hora que subí el sol te parte la cabeza, pero ese día que fui estaba lloviendo en la cima así que estaba nublado.
Con día nublado creo que dos litros de agua no es suficiente, así que con día soleado se necesitaría más. Pero el peso de llevar tanta agua (aunque se baja en el camino) se hace notar al subir el cerro. Por cada metro que uno sube (tal vez de los últimos 200), cada gramo extra que uno lleva (o tiene encima) se eleva exponencialmente. Por eso no llevé la Nikon que fácilmente pesará un kilo y medio tal vez.


Agua pura, acá cargué a mi regreso
About these ads

4 comentarios en “A mitad de camino

  1. El secreto es no parar, aunque uno se sienta cansado. Si te quedás descansando más de 5 minutos te enfriás y ya no querés seguir.
    ¡La subida se hace non-stop! :mrgreen:

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s