Se termina un nefasto mes

Creo que para todos nosotros, noviembre fue agobiante mes que por suerte se termina con un respiro en forma de lluvia para dar inicio a una loca maratón de despedidas anuales.

Hoy viernes 28 (¡por suerte es viernes!) de noviembre, último día de oficina del mes digo “qué mes de mierda, deberían sacarlo del almanaque” y cualquiera pensaría que fue una porquería por todos los vaivenes de la crisis financiera internacional, de toda furia de la tarjeta de crédito de nuestra presidenta (con nuestro dinero) y su hija de viaje por África o de que nuestro futuro está en manos de ineptos. Pero en verdad no fue por eso.

No no, ¡Noviembre no es una porquería por eso! Noviembre es una porquería por ejemplo con las típicas frases:
- Ey loco, nunca me acordé de vos pero estaría bueno que nos juntemos a fin de año. Los muchachos de la promoción 97 viste.
– Aja, ¿sabés lo que podés hacer con la estrella federal?

o sino:
- Neneeee, ¿qué vas a hacer para Navidad?
– ¡Qué se yo, eso es el próximo mes, primero quiero llegar a fin de éste!
– mientras me como la última ración de sándwich de sal gruesa.

Además del calor de todos los noviembres (que nos hace extrañar el invierno), el calor nos hierve la cabeza y no nos deja pensar claramente. Por eso nos surgen cuestiones como:

  1. llega fin de año y no alcancé a cumplir todo lo que tenía planificado a principios de año. Ahí surgen las dudas de si lo que estamos haciendo vale la pena.
  2. ¡a fin de año hay un montón de despedidas y no tengo un mango!
  3. ¡se vienen los finales!
  4. este año no pienso regalarle nada a nadie porque estoy en rojo.
  5. el noticiero nos dice cosas como “esta Navidad será más austera que la anterior”.
  6. la típica tarjeta de La Empresa (ya no es papel sino electrónica) con frases ridículas sacadas de alguna revista de la Iglesia Universal. Tarjeta que ya todos conocíamos porque tuvimos que enviarlas a través de un bulk mailer (programa de envío de correo masivo) a todos los clientes, incluso a nosotros mismos.
  7. la típica frase de “che, ¿adónde te vas de vacaciones? Yo a Florianópolis” Que bien che, te felicito. Todo el mundo se queja que no tiene guita para viajar pero resulta que el único boludo que se queda todo el verano asándose los huevos en este mar de cemento ¡es USTED! ¿se dió cuenta?
  8. en los últimos días de noviembre y primeros días de diciembre el Congreso Nacional aprueba 500 proyectos de ley en maratónicas jornadas en donde nuestros representantes se la pasan dormitando o enviando mensajitos de texto.

Creo que cada uno tendrá una lista de cosas innombrables y/u olvidables, algunos tendrán más y otros menos pero creo que todos coincidimos en que noviembre es un mes extirpable dentro de las tetas (seno) de nuestra sociedad. Es como el Domingo de la semana. Es como cuando nos estamos orinando y vemos que no llegamos más al baño, y es ahí, a tres metros de llegar al inodoro, que se nos viene a la cabeza Carrozas de Fuego.

En fin, son las 9.02 (como siempre llego tarde al laburo). Me inspiro para salir de casa, todavía con lagañas en los ojos (no me gusta lavarme la cara) y unos agradables veintipico de grados gracias al chaparrón de ayer a la noche que nos alivió una semana de contínuos 35 grados.

Saliendo de casa
Saliendo de casa a la mañana, el departamento es un verdadero caos. Y bueno, la limpieza quedará para el próximo mes.

Voy caminando por Av. Callao escuchando Tom Waits y veo los arbolitos de Navidad en los bazares. Me digo: “estaría muy bueno un fogón, mucho frío, mucha nieve, como fondo música Tom Waits y una botella de whisky”. Es que nunca viví una Navidad con frío, salvo en Okinawa que la pasé con unos 15 grados y llovizna (haarrrrmoso).

A pesar del arbolito y de ser noviembre, este año, el fin de año no me agrede con tantas estupideces como solía suceder. Es que hay menos espíritu navideño (consumista o estupidista) y no pensamos tanto en la boludez de qué haremos en diciembre con las despedidas, con las vacaciones, con los finales, de dónde tendremos que pasar las fiestas y a qué insoportable pariente deberemos ver. Esto sucede porque este año nos agarra con tantos problemas (y un año más) encima que en nuestra sinapsis no cabe espacio para banalidades.

ArbolitosArbolitos chinos para consumo occidental Puerta de oficinaLa puerta de La Empresa tirándome mala onda

Es por eso que a las problemáticas anteriores las encaro de la siguiente manera:

  1. Planifico a un mes. No más.
  2. Estamos todos secos, no hay muchas despedidas costosas.
  3. Los finales son una cosa seria, pero ¡fuck-off! Por suerte ya no voy más a la fuckultad. Fueron muchos los veranos santafesinos (45º) encerrado estudiando mientras todos iban a la playa.
  4. Y he venido cumpliendo con creces esa promesa.
  5. Gracias a Dios soy ateo, hace casi 15 años que no armo el arbolito y si puedo me tomo un buen fernet en la costanera con amigos.
  6. Papelera de reciclaje a la tarjetita. ¿Saben lo que quiero yo? ¡Cerveza así me pongo en pedo!
  7. Que les garúe finito.
  8. Los dinosaurios van a desaparecer.

Free your mind. A no pensar en boludeces, vayan al baño tranquilos y traten de terminar el año sin dolores de cabeza. Sino un buen Ibuprofeno de 400mg.

About these ads

9 thoughts on “Se termina un nefasto mes

  1. Para mí, la dupla noviembre/diciembre siempre fue una tortura, un dolor de huevos, un uñazo sucio en el ojo. No, no puedo ir a todas las despedidas que se les ocurre hacer. Para tomar porrones estoy todo el año, sólo tenían que llamar. No, no significa nada el año que termina, lo lamento, soy un pecho frío. El calor, el sudor al lado de los arbolitos nevados…es todo una verga. Perdón, es que en esta época me pongo de mal humor. :P

  2. Si no me quejara no sería divertido :D
    台所で燻蒸消毒したので台所の物を取ってその部屋にそのままに置いたから。
    変だけど汚いところが好き。どうも :mrgreen:

  3. leo22cuervo dijo:

    ¿Vos sabés que no lo había pensado mucho? Ya me cagaste el mes…
    Sobre la respuesta al punto 3… gracias eh! yo terminé de cursar, pero tengo un montón de finales para dar eh!
    Sobre el arbolito, yo también soy ateo, pero si tuviera tiempo, lo armaría! :P
    Aunque noviembre no lo odio tanto; para mi siempre es diciembre el pozo.

    Saludos

    PD: Y ahora en diciembre empiezan en todos los canales los programas “resumen del año del programa”! los odio tanto…

  4. Sr. D. dijo:

    Realmente el año termina de la peor manera. No se donde lo leí pero hacia un descripción muy buena del mes de noviembre, un mes que podría saltearse sin dudas y las fiestas son para pasarlas en medio del monte.

    Saludos

Antes de darle al botón "Publicar" y mandar todo al carajo, te recomiendo que respires hondo y leas las FUQ que te iluminarán el camino :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s